Hernández de Alba y Pérez de Barradas

Jenny Marcela Rodríguez Rojas

Resumen


En el contexto de las investigaciones en la zona arqueológica de San Agustín, la década de 1930 es particularmente importante, en 1931 se promulga la ley 103 “Por la cual se fomenta la conservación de los monumentos arqueológicos de San Agustín (Huila)”, y a partir de allí se concretarían diversos esfuerzos institucionales dirigidos a la investigación y protección de los vestigios que allí se encuentran, en este marco de acciones estatales se envía una comisión arqueológica nacional por parte del ministerio de educación (1937) que encabezaría el arqueólogo español José Pérez de Barradas acompañado entre otros por Gregorio Hernández de Alba, director del servicio arqueológico nacional, ellos, entre consensos y disensos iniciarían la construcción discursiva y material del parque arqueológico de San Agustín.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.